Al Sur (12-V-2018)

 

Pasión que sueña que la muerte miente.
Vicente Aleixandre

Alguna vez
también pensé estudiar filosofía.
Mas tropecé de pronto
con la justificación total de la existencia
en el incómodo placer de amarte
sobre el asiento trasero de un Volkswagen,
alejados de la urbe y sus lamentos
al equilibrio fiel
–                   de esta soledad que nos respira.
–         Colinas más atrás, al filo de las cercas,
se extiende la ciudad imperdonable,
sólo las aves nos ven a través del parabrisas:
se burlan de la tosquedad en el cortejo
y los insectos
van propagando en los trinos de sus patas
un nuevo Canto de Altazor que sabe a hierba.
–         Y son mis manos
unas palabras torpes jugando a descifrar
el acertijo de una fábula inconclusa
en la que habita el dueño de la muerte.
–         No mires al sur;
comienzan a encenderse
la ciudad y sus trastornos grises
el ángel del crepúsculo que llega
te mudaría estatua de sol entre mis dedos
y te prefiero así;
perla de cabellera enmarañada
que de tarde en tarde
robo a la ostra citadina.

Juan Marcelino Ruiz (1963)
Quinteto para un pretérito
Con otros autores: José Luis Domínguez,
Andrés Espinosa Becerra,
Dolores Guadarrama y Raúl Manríquez
Instituto Chihuahuense de Cultura,
Chihuahua, 2000