(10-VIII-2018)

 

Ella es el umbral
su mirada fija vértigos.
Detrás de sus labios hay una voz
que nadie escucha.
Por sus párpados se esconde
el secreto de algunas noches.
Muerto,
deambulo por su rostro,
me levanto para llevarle serenata,
le escribo en el pecho una canción
para ayudarla a bien dormir,
cierro sus párpados
y dejo caer un beso sobre ellos
para que vea por donde anda
mientras sueña.
Ella es la luz anhelada del insomnio
pasajera sombra hermana de mis noches.
Duerme, hermosa, duerme,
que estaré despierto
hasta que el sol te tome de la mano.

Carlos Reyes Ávila (1976)
Claridad en sombra
Premio Nacional de
Poesía Tijuana 2003
XVII Ayuntamiento de Tijuana
Instituto Municipal de Arte y Cultura