Cuerpos ausentes (20-IV-2018)

 

La madrugada los sorprende
murciélagos
con su cara enjuta
y tiesa.
–         Arrasada por la sombra,
insolada, la azotea,
de par en par, hace subir
el vapor honesto de un
pesado cordón.
–         Mundo sin historia que
tiende sus hilos al sol.
Telégrafos de paño orean
miserias perfumadas y
orgullos desteñidos;
prendas desvestidas de lubricidad
se codean con miniaturas de franela.
–         Mundo de gatos y gateos,
canastos y cubetas,
mecates, cintas y alambres,
palanganas, jaulas y jofainas.
Por un eje cuelgan geométricos
Rectángulos: magenta, rosa y bermellón
manteles de una fonda.
–         Suspiros de jabonadura,
charcos irisados
y el viento que se
hamaca en un flojo cordel.
–         La luna, cómplice
del abandono, serena
los tendederos asustados
de su blancura.

Margarita Mansilla (1953)
Estancias de labor
UNAM, México, 1991

Anuncios