(9-II-2019)

De “Sueños apócrifos”

IV
Cuando te vistes, se trastoca el principio de gravedad, rechina el espejo, el asesino duda, el viajero vuelve sobre sus pasos, los animales se inquietan como si fuera a temblar.
–          Es un vicio mirar cómo te vistes, parece que hicieras lo contrario.

Saúl Juárez (1957)
El viaje de los sentidos
Verdehalago, México, 2000

La espera (19-V-2017)

Una tormenta de relámpagos enciende el cielo, la verdad se enrosca como serpiente y su cascabel invita a desconfiar de la memoria. Nos ocupamos de mirar y oír como intrusos, de construir formas geométricas en una danza de neuronas enloquecidas. La noche se vuelve densa y gira hasta crear el vacío de los sentidos, negra salamandra de manchas amarillas. Esperamos el ciclón sin cambiar de sitio, aferrados al diapasón del presente, absortos en los látigos de luz a la distancia. El tiempo avanza con la pesadez de los siglos. Toda palabra niega su significado, el silencio es ruido interior. El huracán está dentro de nosotros y le estorban nuestros cuerpos. 

Saúl Juárez