Canta, pájaro lejano (4-II-2019)

 

En el huerto, los naranjos
se dilatarán de pájaros,
el azul irá cantando
en el agua del regato…
Por mí, pájaro lejano.
Tú, pinar, hondo palacio,
detendrás el viento plácido,
el mar entrará oleando
entre los adelfos blancos…
Canta, pájaro lejano.
Yo no me decido. Vago
por la penumbra del cuarto.
Zumba el piano cerrado,
viven los pálidos cuartos…
Por mí, pájaro lejano…
(¿En qué rosal, en qué árbol?)

Juan Ramón Jiménez (1881-1958)
Canta, pájaro lejano
Espasa Calpe, Madrid, 1998
Enero-abril de 2016, núm. 2, primera época

Anuncios

(16-X-2018)

 

4

Subes de ti misma,
como un surtidor
de una fuente.
–                      No
se sabe hasta dónde
llegará tu amor,
porque no se sabe
dónde está el venero
de tu corazón.
–          –Eres ignorada,
eres infinita,
como el mundo y yo.

Juan Ramón Jiménez (1881 – 1958)
Antolojía poética
Losada, Buenos Aires, 1944

Nocturno (15-VI-2018)

 

¡Oh mar sin olas conocidas,
sin “estaciones” de parada
agua y luna, no más noches y noches!
–           …Me acuerdo de la tierra,
que, ajena, era de uno,
al pasarla en la noche de los trenes,
por los lugares mismos y a las horas
de otros años…
–           –¡Madre lejana,
tierra dormida,
de brazos firmes y constantes,
de igual regazo quieto,
–tumba de vida eterna
con el mismo ornamento renovado–;
tierra madre, que siempre
aguardas en tu sola
verdad el mirar triste
de los errantes ojos!
–           …Me acuerdo de la tierra
–los olivares a la madrugada–
firme frente a la luna
blanca, rosada o amarilla,
esperando retornos y retornos
de los que, sin ser suyos ni sus dueños,
la amaron y la amaron…

Juan Ramón Jiménez (1881-1958)
Diario de un poeta recién casado
Editorial Labor, Barcelona, 1970