Desintegración  (25-IV-2017)

“Entre irse y quedarse”
O. Paz

Lenta, sigilosamente se desintegra.
Cuatro años lo he observado
en duermevela
diluirse dentro de sus huesos.
          Parvada de pájaros
catarata negra,
su pensamiento
antes veloz y galopante,
hoy sólo voces confusas
entre gemidos.
No hay salida, no hay puertas.
Contemplas desde la otra orilla
cómo crece la niebla,
cómo la marea se levanta
sin alcanzar la altura de la luz
donde beben los gorriones.
          En este cuarto,
capilla de santos sonámbulos
y cuentas de rosario,
el aire pesa,
siempre es invierno,
la muerte acecha
en cada rincón
horadando las horas y la ira.

Luisa Govela