Transfigurada (14-VIII-2018)

 

Venías sobre la noche,
transfigurada en sauce
o en lamento,
pintando de cal negra las paredes.
–           Con ese filo azul de los cuchillos
degollabas fantasmas,
hundías la desventura de tu reino
en los ojos de infantas dormidas.
–           Has olvidado todo,
y yo te sigo viendo amarrada del cuello
a un alfiler,
visitando los fardos del corredor vacío.

Malva Flores (1961)
Figuras a contraluz
Premio de Poesía Joven
de México Elías Nandino, 1991
Joaquín Mortiz, México, 1991

Anuncios

Canción para Drusila (6-XI-2017)

Abres, Drusila, los ojos
y el delfín que navega en tus pupilas
reconoce en un salto los rosales-
Al verdor has vuelto niña.
         Joven cantil, es tu rastro la llama
para incendiar la seda:
origami tu paso que persigue
el verde garabato del cocuyo.
         Niña volátil que el papalote envidia,
cierras los ojos:
ronroneo imperceptible que me evoca
la imagen de la niña que no tengo.

Malva Flores

Que sea de seda (13-V-2017)

“Oh pequeño

emperador sin orbe,

conquistador sin patria,

mínimo tigre de salón”


Neruda


a Elizabeth

La piel de un gato. Elástica liga el paso dese gato. Su piel de prrr. Su juventud de salto, su piel como un abrigo para el dolor de huesos.

         Una liga, por dios, se solicita. Una liga. Un gato que me abrace. El magnífico gato de ojos amarillos.

         Un ronronear para el dolor de huesos: que vuelva seda su fementida caridad.

         Que sea de seda, un abrazo.



Malva Flores