Copla VIII (14-X-2018)

 

Nadie puede ser dichoso,
señora, ni desdichado,
sino que os haya mirado.
–         Porque la gloria de veros
en ese punto se quita
que se piensa en mereceros.
–        Así que, sin conoceros,
nadi puede ser dichoso,
señora, ni desdichado,
sino que os haya mirado.

Garcilaso de la Vega (¿1498/1503? – 1536)