De Animales domésticos (4-XII-2017)

El agua tibia…

El agua tibia
como sangre
por tu cuerpo
más vivo a cada gota
te envuelve
menos que humano
pero humano
yo
esperando mi turno
petrificado
te contemplo
hubo un tiempo en el que ver a Jesús Cristo
no era signo de locura
ahora lo es –te digo–
me entremiras extrañado
puro como santo
me ves nuevamente
intranquilo
te lavas el rostro
yo ahora no estoy
fui por un cigarrillo
abandonándote a tu suerte
sales de la ducha no por mí
sino para ocuparte
dejas en las losas de barro tus huellas
ésta es nuestra tira de la peregrinación
nuestra búsqueda

Juan Coronel Rivera

Anuncios

Ella lloró a mares… (9-IX-2017)

Ella lloró a mares en las lagunas de Catemaco
donde los brujos son meseros
traía un galope
un sentado que no era el suyo
degustaba moluscos entre sollozos
tan profundos como el cañón del Sumidero
sílfide
era una belleza de adrenalina
“Berlín tiene un no sé qué de Tabasco”
dijo

Juan Coronel Rivera