Esperanza (5-XI-2018)

 

I
Voy a hablar del vibrante espacio en la comisura del beso
del ritmo preciso donde nacen los sueños
y de la hora que retoña a la distancia.
Voy a conversar con el viejo horizonte
al otro lado de las profundidades
junto al blanco y delicado misterio.
–           Allí / ante silenciosa superficie,
voy a invocar la indomable balanza que se inclina
donde convergen demonios y ángeles
y tus labios memorables me nombraron.
–           Hoy con alma de vinagre
contemplaré ese techo de una sola noche
entre respiraciones
y el vórtice oculto de la angustia.

II
Voy a sonrojarme bajo tus ojos de ternura infinita
y a pedirle al cibernauta / cultiva
el canto del pájaro azul en el poema.
–           Voy a cocinar las arrobas del círculo de vida
para atravesar la pirámide que nos contiene.
Entonces / invocaré a las golondrinas
para el concierto barroco
y morderé mis labios antes de la tormenta.
–           Voy a refugiarme de la muerte
que con voz de látigo te nombra
y mascullaré esperanza en este poema.

III
Caminaré por un laberinto de muertos
con dos monedas de plata
y un corazón desahuciado.
El maestro me guiará con cauteloso mirar
y bajo su paciencia finita
atravesaré el río de tiempo.
–           Hasta que el amor se convierta en ceniza
y los latidos se evaporen tras los ojos de humo.
Hasta entonces / estará ausente el sonido
brujo de la moneda
que retumbará en mis párpados.

Berónica Palacios Rojas (1973)
El vuelo del ángel
Premio Nacional de Poesía
Rogelio Treviño 2016
Tintanueva Ediciones
México, 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s