La camisa azul (27-VI-2018)

 

Fernando:
Estoy aquí con la mirada fija en tu camisa azul. Está colgada en la silla. Si fuera una camisa verde te la habría tenido que planchar porque las verdes son tus favoritas, pero no, es azul como mis sueños; está arrugada, encogida, como me queda el corazón cuando te vas.
–          Afuera, la lluvia no cesa. También me llueve por dentro y tengo frío. El Adagio de Albinoni hoy suena más triste. La luz mortecina de la tarde se está disolviendo en el aguacero, y yo, con esta nostalgia en que me dejas. Clavada en mi silla con mi mirada verde, sin esperanza, sigo platicando con tu camisa y no voy a la cama porque sin ti es más ancha y más fría, aunque las sábanas sean azules, del color de mis sueños.
–          Nomás porque estás colgado de mi corazón, como la camisa en el respaldo, hoy tu ausencia es más fuerte que tu presencia.

Lucero Martínez Miranda (1950-2016)
Palabras de mi mano
Cravioto Editores (Torreón),
Guadalajara, 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s