Ajedrez (8-VI-2018)

 

Para Dinora Cardoso

I
Tu boca
herida perfecta,
cicatrizó en mis labios.

II
El sol se miró en el espejo

y se quebró en astillas,
sin quererlo
se alojó en los ojos del deseo.
¿Eso eres tú?

III
Cerré la mano
para acariciar
la mariposa.
Cuando la abrí
colores pulverizados
iluminaron el azar.

León Guillermo Gutiérrez (1955)
Los dardos de Dios
Malinalco, Toluca, 1996

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s