La interrogante del espejo (13-1-2018)

 

A Rigoberto Peña Guerrero

Yo solo y sepultado
en la atmósfera sola de la tinta nocturna
como náufrago espejo que ni ve ni refleja…

Elías Nandino

 

¿Qué pasaría si una mañana
al despertar
recordaras aquella pesadilla
que viviste ante el espejo
donde se desvelaba
un rostro adolescente
casi muerto –sin querer
morirse todavía–
rostro que se reflejaba
como lirio degollado?
¿De quién eran esos ojos
desiertos ojos
en los que se transfloraba
el propio desamor,
el ansia de escapar
a las limitaciones infantiles,
al dolor bíblico aún vigente,
a la interrogante que destroza,
que muerde,
que extirpa
la esperanza
y la ilusión?
¿Escucharías por fin esa verdad?
¿Serías capaz
de gestionar la fuga
ante el reflejo original
que purifica el mundo?

Luis Samaguey

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s