Digo de noche un gato (22-XII-2017)

Vino de noche un gato
con el color oscuro de mi sueño
y con la risa que rueda por la tierra
sus colores profundos.
         Vino de noche
para decir diciendo
entre maullidos
que la vida es de aire,
de aire a pleno cielo.
         Vino a lamerme lento
por mi nombre
de música y de nubes,
sobre las blancas olas
de la espuma.
         El gato vino a decirme a mí,
despacio,
que afuera la luna
juega con ratones
         y que la lluvia
de grandes gotas
como sombras
baila con la risa
de las palomas.
         Y cuando vino
se abrió el cielo,
apareció el sol
y hubo pájaros que volaron
de punta a punta
del silencio.
         Dijo de noche un gato
que afuera el aire
luce su traje de campana
y que las nubes bailan
sobre la arena blanca
y los caballos galopan
rápidos
en el filo de la mañana.
         Yo desde entonces oigo
una lenta ola
que viene a mí
maullando
en la noche perfumada
de mis sueños.
Digo de noche un gato
y aparece un pincel
en la punta de mi lengua.

María Baranda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s