Canción para Drusila (6-XI-2017)

Abres, Drusila, los ojos
y el delfín que navega en tus pupilas
reconoce en un salto los rosales-
Al verdor has vuelto niña.
         Joven cantil, es tu rastro la llama
para incendiar la seda:
origami tu paso que persigue
el verde garabato del cocuyo.
         Niña volátil que el papalote envidia,
cierras los ojos:
ronroneo imperceptible que me evoca
la imagen de la niña que no tengo.

Malva Flores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s