Secreto (30-X-2017)

Reposa y pesa el mar
sin exceso colmado,
         con gesto puro ordena su abundancia
la variedad terrestre
         y todo aquello entre los justos horizontes
que tiene un rostro,
a él se asoma entero.
         ¿Soy rechazado?
Por el cuerpo transcurro de una diosa.
         De su aliento de amor, como en un sueño
¿será verdad que sus dormidos labios
casi audible formaron un suspiro
para el reconocido al fin decir
en un soplo “eres tú”?
         Pero no, buscador, no lo preguntes.
La diosa duerme, tú de pie confía
para cuando despierte sonreírle.
         Para ti mismo ante ella eres secreto.

Tomás Segovia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s