María (14-IX-2017)

Ese día la luna enrojeció
como un efecto especial de la pequeña noche
que empezaba siendo.
         Tomados de la mano tus alumnos te despidieron
alrededor del patio y en ese círculo
los bambúes se hicieron más altos
como las piernas de un escenario.
         Una máscara custodiaba el arco de tu lecho
–también tu gato se hizo un custodio callado–
había muchas mujeres como plañideras rezando
y como en el teatro
en esa última representación
de un profundo y único acto;
se te fue exiliando el alma
de tu asfixiado cuerpo
se te fue acabando la voz
pero no la magia.
         Un aire de mar vino por ti
entre ese espacio imperceptible
de un aplauso y una nota fugaz
en ese anunciado oleaje
te entregó al silencio
y poco a poco las luces
se fueron apagando…

Frida Varinia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s