Desherir (7-IX-2017)

Limpia de heridas el tronco de los sauces;
caligrafías antiguas nos aguardan.
Mezclamos nuestros nombres
una noche de mineral ardiendo,
a lo largo de todas las noches.
         No quiero que como un látigo
la luz me traspase los ojos;
eres tan claro en azabaches
donde sólo perviven pretéritos
que ante espejos te invoco
con un domingo de sal en la mirada
y dos cuerpos quemados por un destello.

Carmen Nozal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s